Bocadillo Gay Pride

#sinlactosa #vegano


Hacía muchos meses que tenía esta entrada preparada esperando el momento adecuado para publicarla. Ayer, día 28 de junio fue el día internacional del orgullo LGTBI y me pareció una buena fecha para publicarla (aunque estemos en verano y la receta sea más de invierno una hamburguesa de remolacha siempre sienta bien…). Os dejo con el post que tenía escrito 🙂

No hace falta que os diga porqué he decidido llamarlo bocadillo Gay Pride porque es más que evidente así que, voy con la historia.

La idea me surge una mañana de sábado; me despierto, abro Instagram y empiezo a ver imágenes de  hamburguesas, y otra hamburguesa, y otra… ¿Porqué hoy todo el mundo cuelga hoy fotos de hamburguesas?

Total, que ya no sé si es que era el día internacional de la hamburguesa o que yo solo quería ver hamburguesas. Os podéis imaginar las ganas de comerme una que me entraron a las 10 de la mañana así que dije ¡yo también quiero la mía!

Por suerte me quedaba una hamburguesa de remolacha en el congelador así que, me calcé mis Vans rosas, me puse mi gorro de ganchillo y me fui al mercado a por pan y algo más para ponerle (ya os he dicho varias veces que la reserva de mi nevera acostumbra a ser escasa; me pongo nerviosa si veo mucha comida en la nevera porque empiezo a pensar platos y más platos y me doy cuenta de que no tengo tiempo ni de hacerlos todos ni de comérmelos así que, prefiero ir comprando lo justo), y se me ocurrió esta combinación.

[Este post va para todos aquellos que se mojan por la igualdad legal y el respeto social hacia la diversidad afectivo-sexual] 


INGREDIENTES

PASO A PASO

  1. Ponemos una sartén a calentar con un poquito de aceite.
  2. Cortamos unos trocitos finos de calabaza y los ponemos en la sartén cuando esté caliente. Dejamos que se hagan a fuego medio-bajo vuelta y vuelta y reservamos.
  3. Sacamos la hamburguesa del congelador y la desenvolvemos bien. En la misma sartén y con un pelín más de aceite la doramos.
  4. Cortamos el pan por la mitad y lo tostamos.
  5. Ponemos unas espinacas baby crudas en la base, la calabaza, la hamburguesa y ¡A hincarle el diente! (eso es si no tenéis que hacerle una foto a la hamburguesa, yo me la terminé comiendo a las 12h …)

TRUQUI

No descongeléis las hamburguesas vegetales antes de cocinarlas, con el calor de la sartén hay suficiente y el riesgo a que se nos desmorone bajará considerablemente.

LGTBI!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s