Crema de tofu, té matcha y piña, desayuno de verano fresh.

crema de tofu, té matcha y piña#sinlactosa #singluten #vegano


00:42 de la madrugada,  visualizo mi nevera desde la cama… tengo un montón de tofu (porque aquí la señorita fue a Barcelona y enloqueció en un supermercado Veritas y se trajo 2 paquetes de kilo de tofu pa ella sola…).

—Lo tengo que gastar antes de vacaciones —me digo a mí misma.

Tengo claras dos recetas saladas pero…

— Con esto no lo gasto todo — pienso.

Me salta a la cabeza una de las primeras recetas dulces que hice con tofu allá por el verano de 2017…

—Mmm… crema de chocolate — Una de mis tripas se despierta muy alegremente para saludarme —. ¡Holi! — me dice — ¿Vamos a comer?.

—No, déjame pensar — le digo.

—Siempre le pones chocolate —pienso —. ¿Qué más tienes por el cajón?

Vale, ya. Lo tengo.

—¿Qué más le añadimos? — Repaso mental de la nevera, otra vez —. La piña, la piña… ¡Listo!.

5:40 de la mañana, se terminó mi descanso. Que dice mi cabeza que me levante que tengo mucha faena. Pues nada, voy a poner a escurrir el tofu y así adelanto algo. Me tomo un café con leche de avena en la terraza mientras tomo el fresco. Le doy los buenos días al Sol, a la brisa y a los vecinos que me ven en la terraza haciendo el tonto todos los días.

—Voy a ver si consigo dormirme un ratito más… —nada, imposible.

7:24 me pongo manos a la obra en la cocina. Preparo primero la comida y la cena.

—Es muy pronto para desayunar —pienso —.¿Porqué no hay playa en este pueblo?.

9:39 sigo en la cocina. Comida preparada y foto lista. Voy a por el desayuno. Lo preparo tal y cómo lo pensé, excepto por la vainilla…

—Pónle vainilla —pienso —. Quedará mejor.

El resto de la mañana se resume en: fotos, photoshop e Instagram. Y, of course, en escribir esta entrada en el blog para explicaros la receta.

—Tómate otro café — pienso.

[Somos un montón de hermosas contradicciones]


INGREDIENTES [Para 2]

  • Tofu, 200g
  • Yogur de soja, 4 Cucharadas colmadas
  • Piña congelada, 2 rodajas (para congelarla la corto a trocitos)
  • Leche de avena, 1 chorrito
  • Almendras crudas con piel, 10 unidades
  • Té matcha (viene en polvo), 1 Cucharada rasa
  • Vainilla, al gusto.
  • Endulzante (Sirope de agave/azúcar de coco/ panela) (opcional)

PASO A PASO

  1. El primer paso será quitarle el agua al tofu. ¿Cómo lo hago yo? lo saco del envase, lo envuelvo con un paño de cocina y lo pongo entre dos platos. Encima del plato de arriba coloco un buen libro (tocho de 3000 páginas) para que haga presión y nos ayude a escurrirle bien todo el agua. En este caso lo dejé 1 horita pero con 30 minutos lo tenéis.
  2. Una vez tenemos el tofu escurrido, lo desmenuzamos y los incorporamos al vaso de la batidora (yo uso la batidora tipo Americana pero también lo podéis hacer con una batidora de mano, la típica turmix), añadimos también el yogur de soja, la piña congelada, la leche de avena, las almendras, el té matcha y la vainilla. Batimos todo muy bien hasta que nos quede una crema finita sin grumos.
  3. Llega el momento de probarla y decidir si añadimos algo de endulzante, ya sabéis que yo no le acostumbro a añadir pero entiendo que para paladares inexpertos sea una necesidad. Además, en este caso, el sabor es bastante peculiar y os puede resultar un tanto extraño comerlo así “tal cuál”.

TRUQUI

¿No tenéis piña congelada? ¡nos sirve sin congelar! aunque no quedará tan fresquito… Podéis añadir otra fruta que os guste, eso sí, que tenga el punto de acidez que va a ser lo que más le va a pegar al conjunto de la receta.

UN TOQUE DE NUTRICIÓN

Este desayuno es alto en proteínas, fibra y antioxidantes y bajo en grasas.

Té matcha: es la hoja entera del té verde que, tras pasar por un proceso especial de cultivo, recolección y secado, se muele para obtener un polvo fino. Para tomarlo como té, este polvo verde resultante  se disuelve directamente en el agua (que debe estar un punto por debajo del punto de ebullición). Un vaso de matcha equivale a 10 vasos de té verde en contenido en antioxidantes y valor nutricional.

Tofu: se elabora a partir de semillas de soja, agua y un coagulante. Tiene un alto valor proteico con proteínas de muy buena calidad además de una muy alta digestibilidad. Es bajo en calorías y tiene un alto aporte de minerales. Es una buena fuente de calcio, hierro y fibra.

Piña: Llena de fibra y vitamina C.

Almendras: Nos aportan grasas de las buenas, fibra y proteínas.

Yogur de soja: Es leche de soja fermentada con bacterias de forma parecida al yogur. Básicamente nos aporta proteínas.

*Importante: tanto el tofu como el yogur de soja son productos procesados por lo que su consumo debe ser moderado. Es mucho mejor tomar la soja en su forma natural (habas de soja), que se pueden cocinar igual que cualquier otra legumbre, o en forma de germinado. 

 

FRESHHHHHQUITO!

Categorías:desayunos, Sin categoría

Tagged as: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s